Rutina de belleza perfecta para realizar un domingo

Como los domingos solemos estar descansando, nada mejor que tomarlo como un día done la rutina de belleza puede ser protagonista. Más que nada porque no tendremos prisa por salir corriendo y nos podemos dar algún que otro capricho cuidando de nuestro cuerpo y nuestra piel.

Porque de vez en cuando necesitamos un poco de mimo y qué mejor manera que sea de esta forma. La rutina de belleza que hoy haremos, necesita de su tiempo porque mientras cuidamos de nuestra piel también hacemos lo mismo con nuestro cuerpo y mente. ¡No te lo pierdas!.

Baño relajante y exfoliante

Para intentar dejar atrás todo el estrés de la semana, nada como un baño. Tómate tu tiempo. Prepara el agua, añade sales, coloca un par de velas a su alrededor y una música suave. Lo mejor es que el agua esté caliente o tibia, según tu preferencia. Después de unos minutos de relax, lo mejor es comenzar por hacer una exfoliación por toda la piel. De este modo eliminaremos las toxinas y células muertas. Recuerda que puedes usar productos específicos para el cuerpo y el rostro. Pero si lo quieres hacer de forma casera, entonces puedes usar crema hidratante y un poco de azúcar. Lo aplicarás de forma circular por todo el cuerpo.

La hidratación como rutina de belleza

Una vez que salgamos de la ducha o del baño, que hemos preparado, llegará el momento de la hidratación. Nos secaremos bien la piel con cuidado. Una vez seca aplicaremos la crema hidratante. Es cierto que mucha gente opta por el aceite corporal que también es perfecto para este momento. Para intentar relajar los músculos, aprovecha y date un masaje de unos minutos en forma circular.

Las manos y los pies

Al salir del baño o ducha, tendremos las uñas perfectas para darles un buen repaso. Por eso, lo mejor es hacernos la manicura y pedicura en ese momento. De igual manera, aprovecharemos para eliminar algunas durezas de los pies. También en ellos podrás aplicar el exfoliante. Corta las uñas en forma recta para evitar que se nos introduzcan en la carne y como consecuencia tengamos las temidas uñas encarnadas. Aprovecha para cuidar las manos. Un buen corte de uñas, un esmalte bonito y crema hidratante para ellas serán los mejores pasos.

Cuidado del cabello

Sin duda, no podemos olvidarnos de él. Cada tipo de cabello necesitará de un tratamiento específico. Pero seguro que un podo de hidratación y nutrición, no le puede venir nada mal. Aplícate una mascarilla y déjala más tiempo del que acostumbras. Puedes hacerte todo el resto de la rutina de belleza que hemos comentado, mientras tu cabello cuenta con productos como el aguacate o la miel que siempre son básicos para aportarle brillo y naturalidad.