¿Puedes correrte mientras duermes?

Sin duda, la pregunta es bastante concisa. ¿Puedes correrte mientras duermes?. Aunque pueda parecer algo bastante confuso, seguro que en más de una ocasión has notado que al despertarte tu ropa interior un poco más húmeda. Pues bien, es una reacción más que natural y espontánea del cuerpo.

Porque los expertos confiesan que el mayor órgano sexual es la cabeza. Sin duda, ella es el motor de todas las emociones y hasta sentimientos. Tanto es así que se encarga de dar las órdenes y el cuerpo, de cumplirlas. Así que, correrte mientras duermes, puede ser toda una realidad.

correrte-mientras-duermes

Correrte mientras duermes, ¿a qué se debe?

Como bien hemos comentado, sí puedes correrte mientras duermes. Es un acto reflejo, por lo que no podemos dominar ni controlar, sino que todo ello lo hará el cuerpo por nosotros. Se habla en este caso de unos orgasmos espontáneos. Por lo que no hace falta estimulación para que lleguen a producirse.

Todo está en la cabeza, ya que ésta hará que tengamos unos sueños bastante diferentes a los habituales. Sueños con unas imágenes bastante intensas y como no, sexuales. Así que, nuestro cuerpo reaccionará ante ellas, aunque tú no te des ni cuenta. Solo pensarás que se ha tratado de un simple sueño.

¿Sabías que puedes correrte mientras duermes?. Es un acto reflejo de nuestro cerebro que se transmite al cuerpo, combinado con las imágenes del sueño.

Pero claro, al despertarte, notarás que no solo ha sido así. Se dice que es un momento muy placentero, aunque el cuerpo no lo note como tal. Además, hay estudios que afirman que son las mujeres las más propicias a tenerlo. Más que nada porque hay posturas al dormir que pueden favorecerlos.

Si quieres comprobarlo, solo tienes que dormir boca abajo. De este modo, el cuerpo quedará más propenso al roce y como tal, habrá más estimulación. Por otro lado, también se dice que los hombres son más propensos a tener una reacción de este tipo en la adolescencia. Es el momento en el que las hormonas están más revolucionadas que nunca.

También va a influir tanto los pensamientos como la duración del sueño en sí. Cuando es un sueño bastante profundo y largo, entonces sí podremos llegar a la eyaculación. Para muchos se trata de una sorpresa agradable, aunque no tanto para otros. Sea como fuera, no es algo que podamos controlar, por lo que no tiene mayor importancia. Es algo natural e involuntario, queramos o no.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!