Combinación perfecta: El maquillaje y la autoestima femenina

Es cierto que muchas cosas que no nos gustan, no las podemos cambiar. Pero luego tenemos otras al alcance de nuestra manos. De ahí que cuando estamos un poco bajas de ánimo y nuestra autoestima hay que recogerla del suelo, podemos probar un buen truco: El maquillaje será uno de los grandes y fieles amigos.

No se trata de maquillarnos para gustar a los demás, sino para sentirnos mejor con nosotras mismas. Sí es cierto que debemos aceptar siempre como seamos, pero las ayudas existen y si eso va a mejorar nuestra forma de sentirnos entonces bienvenidas sean. No necesitamos capas y capas de maquillaje, solamente aplicar el correcto con los siguientes trucos.

El fin del maquillaje en la autoestima femenina

No lo decimos nosotros, sino que también ha estudios sobre ello. Parece ser que se ha dictaminado que el uso del maquillaje puede hacer que nuestra autoestima mejore y mucho. Eso sí, siempre y cuando se use de una manera correcta. Como antes hemos apuntado, no se trata de parecer otra persona que no nos representa.

Simplemente hay que usarlo con el fin de disimular o acentuar, dependiendo de cada caso en concreto. Es una forma de terapia que consigue hacer que nos sintamos más cómodas y más seguras. Es una forma de vernos todavía más bonitas, tanto por dentro como por fuera. Así que, con algo así que nos levanta el ánimo, siempre debemos tenerlo muy en cuenta, ¿no crees?.

Cómo aumentar la autoestima con el maquillaje

Es cierto que a cada una nos gusta un color diferente y que, dependiendo del tipo de piel un color también destacará más que otro, pero a grandes rasgos puedes seguir los siguientes consejos prácticos.

  • Para los labios, siempre se ha dicho que el color rojo era uno de los preferidos. Es un color vibrante y sensual que suele favorecer, por regla general. Así que conseguirás verte más favorecida pero al mismo tiempo más sensual que nunca. Si no te convence demasiado, el rosado también es otro labial que irá perfecto contigo y como no, con la autoestima, que nunca podemos dejarla de lado.
  • Smokey Eyes: Sin duda, cuando hablamos de sensualidad, no podíamos dejar pasar el llamado Smokey Eyes. Es perfecto para la noche y para los eventos más elegantes. Se trata de una sombra de ojos intensa que combina tonalidades más claras para terminar con una oscura de la misma gama en el extremo del ojo. ¡Conseguirás una mirada intensa!.
  • Maquillaje natural: Sin duda, durante el día lo mejor es aplicar un maquillaje natural. Una crema con color e hidratante puede ser la gran solución. Aplicarás un poco de corrector sobre esas manchas o granitos y verás cómo tu piel luce de una manera totalmente diferente.