Los mejores trucos para un bronceado rápido y perfecto

Ya tenemos aquí el sol y en breve, la vacaciones con sus momentos de playa o piscina. Así que, es hora de pensar en preparar la piel para poder conseguir un bronceado rápido y perfecto. Si todavía no sabes cómo, aquí te dejamos los mejores trucos para ello.

Antes de tomar el sol como si no hubiera un mañana, tenemos que pensar que la precaución es la base para una piel perfecta. Tendremos que seguir unos pasos idóneos para que la salud del cuerpo no esté en juego. ¡Si quieres un bronceado rápido, no te pierdas lo que sigue!.

bronceado-perfecto

Cómo conseguir un bronceado rápido

  • Antes de la exposición al sol: Aunque muchas lo sepamos en la teoría, no siempre lo llevamos a la práctica. Pero es necesario tenerlo en cuenta para que nuestra piel no sufra. Es por ello que antes de ponerte al sol, necesitas hacerte una exfoliación y tras ella, aplicar tu crema hidratante. Esto es para que la piel más sana, reciba el sol de manera uniforme.
  • Broncéate de manera sana: Acostumbramos a pensar que si nos ponemos muchas horas y horas centrales del día, el bronceado será más intenso. Pues no, todo lo contrario. Estaremos estropeando la piel e incluso la salud. Así que, olvídate de estar al sol entre las 11 y las 16 horas. Aplícate siempre protector solar varias veces a lo largo de la jornada. Intenta caminar o practicar algún deporte suave, sin estar siempre tumbada.
  • Alimentación: Para conseguir un bronceado rápido, la alimentación es una de las grandes claves. Para ello, intenta tomar ensaladas donde la zanahoria, la calabaza o la lechuga esté siempre presente. Tanto el calcio, como la vitamina A y E, nos ayudarán en nuestro objetivo. Las frutas como limones, manzanas o mango, tampoco pueden caer en el olvido.
  • Después de tomar el sol: Después de una jornada intensa de sol, nada como llegar a casa, darnos una ducha y tras ella, un poco de crema after sun. Es una forma perfecta de que la piel nos quede mucho más suave y protegida. Si vienes un poco colorada de más, nada como aplicar leche fría sobre la zona en cuestión.

Además de todo ello, no hay que recordar que siempre es conveniente protegernos del sol con gorros y demás accesorios, así como quedarnos en zonas frescas en cuanto podamos, o beber mucha agua. Todo ello nos ayudará a sentirnos mucho mejor y a esperar con más ganas otro día de playa o piscina tan intenso como el primero.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!