El olor que sientes en la piscina no es bueno para la salud

Ya van llegando los días soleados y el calor. Ya se nota en el ambiente y claro, mientras no nos podamos ir de vacaciones, siempre recurriremos a comenzar en una piscina. De este modo, combatiremos las altas temperaturas sin irnos muy lejos de casa.

La piscina es uno de los puntos de encuentro para muchas familias. La comodidad de las mismas, así como su seguridad las hacen imprescindibles. Pero claro, no todo va a ser perfecto en ellas. En ocasiones nos llega un cierto olor que no sabemos bien de dónde procede. ¡Pues hoy te lo contamos con todo detalle!.

piscina-olores

El olor de la piscina

Todas las cosas en esta vida, o por lo menos la gran mayoría, cuenta con un olor específico. Algo similar nos ocurre cuando estamos cerca de una piscina. Si bien lo podemos identificar como el cloro, no siempre tiene que venir de él. En ocasiones podemos estar ante un mal mayor y ni nos damos cuenta de ello.

Aquí entran en juego los científicos. Ellos han estado averiguando algunos datos bastante curiosos. Todavía son muchas las personas que siguen orinando en estos lugares. Sí, atrás queda la historia de los círculos en color cuando detectaban la orina. Parece ser que todavía se ha dado casos de ello.

El olor de la piscina no es culpa de un solo componente. Se van a juntar alguno más y desde luego, un tanto desagradable. ¡Así que, todos tenemos que poner de nuestra parte para que no ocurra!.

Siempre se ha pensado que sería el cloro quien eliminara todo rastro de orina. Pues no, la cuestión está en que la unión de ambos, es decir del cloro y la orina, puede dar lugar a un compuesto bastante dañino para nuestra salud. Se le denomina Tricloruro o tricloramina. Este componente fue inventado en el año 1812.

Digamos que es tan sensible y explosivo que a su propio descubridor le costó un dedo y un ojo. No hay de qué alarmarse porque hoy en día, el peligro no sería tan grave como éste, pero sigue teniendo su gravedad. Estamos hablando de que en contacto con el cuerpo, comenzaríamos a notarlo por una irritación de ojos, seguido de problemas respiratorios.

Además, cuando en las piscinas públicas se nos menciona el ducharnos antes de entrar en el agua, es por que el sudor también puede ayudar a la tricloramina. Así que, ese olor tan desagradable que en ocasiones sentimos, no viene dado solo por el cloro. Ahora sabemos que se trata de la unión de más factores. Así que, a partir de ahora lo mejor es poner de nuestra parte y no hacer nuestras necesidades en el agua, así como de darnos una ducha rápida ante de entrar en ella.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!