Cómo se utiliza el champú en seco

El champú en seco es uno de esos productos que siempre viene bien el tenerlos a mano. Porque es cierto que no siempre tenemos ganas o tiempo de lavar el cabello para salir con mucha prisa. De ahí que, de vez en cuando podamos hacer un  poco de trampa.

Lo cierto es que no hay nada como una buena higiene capilar, eso está claro. Pero para esos momentos inesperados, también podemos echar mano del champú en seco y con él, darle a nuestro cabello esa vida en forma de brillo que había perdido. Además, te aportará otra serie de ventajas a tener en cuenta.

Las ventajas de aplicar champú en seco

Se trata de un producto revolucionario. Porque, como su nombre indica, no hace falta pasar por la ducha para dejar el cabello más que perfecto. Se usa en seco y puedes aplicarlo tanto para todo el cabello como para esas partes que se han ensuciado un poco más de la cuenta, como bien puede ser el flequillo. Pero además de ello, también tienen como ventaja que nos dejará un poco de volumen extra en la melena. De manera que se alargará más el lavado, porque el pelo se ve más limpio.

Lo que implica que el color también se mantendrá por más tiempo. Por lo que si tienes el cabello teñido, también es un producto perfecto para ti. Al igual que todas las personas que tengan un cabello muy fino. Porque tiende a engrasarse más de la cuenta y por ello, necesita de un producto que le dé una nueva vida. Tanto si estás en casa, como si vas de viaje y no tienes tiempo, el champú en seco no puede faltarte en tu maleta.

Cómo se usa el champú en seco

El primer paso que se debe dar, a la hora de usar un producto como este, es peinar bien todo el cabello. Con este gesto vamos a desenredarlo, de manera que el producto pueda fijarse mucho mejor. Lo mejor, es dividir el cabello en varias secciones si quieres aplicar el producto por toda la cabeza. Una vez divido, entonces agitaremos el bote y pulverizamos sobre las raíces, a unos pocos centímetros de distancia.

Si por el contrario, tan solo quieres aplicar en la zona del flequillo, entonces puedes hacer un paso más rápido. Levantarás el pelo con la ayuda de un peine y pulverizas de igual manera en la raíz. En ambos casos, tendrás que dejar que el producto actúe unos 10 minutos. Pasado este tiempo, vamos a sacudir nuestra melena, pero podremos hacerlo con las manos. Así, se eliminará el producto restante. Puedes volver a peinarte o darle un cepillado al cabello para decir adiós a cualquier resto. ¡Verás cómo brilla tu melena!.