Cómo conciliar el sueño en minutos y para siempre

Sin duda, conciliar el sueño no es una tarea sencilla para muchas personas. No importa si están más o menos cansadas, siempre se darán algunas circunstancias por las que este hábito resulte de lo más desesperante. Necesitamos dormir unas horas suficientes para que nuestro cuerpo tenga su buen funcionamiento.

Así que, hoy te proponemos unas técnicas para que puedas conciliar el sueño de una vez por todas. De este modo, te levantarás con más energía que nunca y tu día estará lleno de cosas buenas y de motivación. ¡No esperes más y pon en práctica todo lo que aquí te contamos!.

consejos-para-conciliar-el-sueño

Dolor de hombros y espalda

Si tienes dolor en los hombros, entonces lo mejor es que duermas de espalda. Claro que no todo el mundo puede conciliar el sueño de esta posición. Así que, túmbate del lado que menos te duela y coloca un cojín entre las piernas. Éstas las doblarás y las acercarás hacia el pecho. Claro que si te duele la espalda, entonces túmbate boca arriba sobre la cama y coloca un cojín o almohada pequeña bajo las piernas. Ésto va a reducir la tensión. Si estás acostumbrado a dormir de lado, entonces la postura fetal será la más indicada.

Dolores de cuello para conciliar el sueño

Si tienes dolor de cuello, entonces intenta que esta zona esté más cómoda. Las almohadas ortopédicas son las más aconsejadas para solucionar este problema. Del mismo modo, también podrás colocar un cojín bajo cada brazo. Es una forma de estabilizar el cuerpo.

Antes de dormir

Si no son los dolores, siempre hay otros factores a evitar. Intenta no cenar muy tarde ni tomar bebidas azucaradas antes de irte a dormir. Desde luego, el café está más que prohibido y en su lugar, puedes tomarte un vaso de leche con un par de galletas. Además, intenta no estar en el ordenador y sí elige un buen libro para antes de dormir. Recuerda hacer algo de ejercicio a lo largo del día.

Alarma

Para poder llevar una buena rutina del sueño, nada como despertarnos todos los días a la misma hora. Claro está que también tenemos que establecer una rutina a la hora de acostarnos. Para todo ello, tendremos que poner la alarma del despertador, siempre a la misma hora. Inténtalo durante una temporada, incluyendo los fines de semana y verás como tu ciclo se va organizando de la mejor manera posible.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!