Apatía generalizada y otros síntomas que confirman que tu vida no va bien

Hay algunos síntomas que confirman que tu vida no va bien. Aunque en ocasiones intentemos engañarnos a nosotros mismos y también a quienes rodean, quizás no lo consigamos. No sabemos por qué pero la apatía generalizada siempre está ahí ante diversas situaciones que se nos escapan de las manos.

Sí es cierto que en ocasiones podemos quejarnos un poco más de la cuenta, pero para saber si realmente tu vida va o no bien, hay algunos síntomas evidentes. Así que, hoy hablamos de todos y cada uno de ellos, por lo que no debes perderte todo lo que sigue. ¡Descubre las señales que dichos síntomas nos envían!.

mujer-triste

Apatía generalizada y otros síntomas en tu vida

  • Te has quedado estancada: Cuando quedas con tus amigos, te das cuenta de que te has quedado estancada. Cada uno de ellos habla de alguna situación interesante. Alguno de un viaje, otro de su matrimonio o de hijos. Pero tú no tienes nada de eso. Te das cuenta de que no tienes nada interesante que aportar a la conversación.
  • No conoces a nadie nuevo: Tampoco haces por conocer a nadie nuevo que te pueda aportar nuevas aventuras o ideas frescas. Sin duda, no hace falta cambiar amistades, pero tampoco cerrar la puerta a otras nuevas que siempre tienen que ofrecer.
  • Quejas: Cuando uno siempre se está quejando hasta el tiempo que hace, entonces es que la apatía generalizada es el principal motor de nuestro día.
  • Todo te da igual: Sin duda cuando hablamos de apatía venimos a hablar de que las ganas no son lo que eran. Parece que todo te importa un poco menos y que las ilusiones ya no están en tu camino. Si te sientes identificada con esto esto, entonces podremos decirte que tu vida no va del todo bien.
  • Te escudas en las redes sociales: Las redes sociales pueden ser una manera de conectar con la gente, de hablar y hasta de divertirse pero no se pueden convertir en el centro de tu vida. No puedes escudarte en ellas porque ahí no está la realidad de tu día. Es negar que realmente algo ocurre y tú le estás poniendo una careta.
  • No sientes la emoción por algo nuevo: La novedad siempre nos lleva a hablar de una emoción de interés. Pero cuando no sientes esa emoción es que volvemos al comienzo del hilo. No hay ganas, no hay interés de perseguir algo que cambie tu vida.

Es por ello que si te pasa todo lo anterior, es el momento de cambiar muchas cosas. Quizás no pueda ser de un día para otro. Pero desde luego, sí que podrás hacer que tu vida mejore. Sobre todo, el punto de vista con el que la miras.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!