Cuál es el gran peligro de congelar un alimento ya descongelado

Para que los alimentos no se nos pierdan, solemos congelarlos. Cierto es que alguno no tolera tan bien esta cadena de frío, pero la gran mayoría sí que nos permitirá mantenerlo en estas condiciones. Pero como esto ya lo sabías, seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado si se puede congelar de nuevo un alimento ya descongelado.

Quizás es la eterna duda, aunque son muchas las teorías, pero bastante claras la mayor parte de las mismas. Cuando congelamos alimentos en gran cantidad o tamaño, corremos el riesgo de que nos sobre y no sepamos qué hacer con ellos. Así que, hay que tomar otras alternativas antes de volver a re-congelarlo.

Peligro de congelar un alimento ya descongelado

Al congelar un alimento, estaremos evitando que los microorganismos se apoderen de dicho alimento. Pero al descongelarse, pueden aparecer. Ahí ya estamos notando un gran cambio a tener en cuenta. Ya nos da una pista de por qué no debemos volver a congelarlo. Más que nada porque en esta nueva congelación, ya estará cubierta de nuevas bacterias que antes no existían. Claro que todavía hay algunos puntos más a tener en cuenta.

  • Propiedades nutritivas: Lo cierto es que los nutrientes se irán perdiendo, ante los cambios de temperatura de los alimentos. Además, el agua que contienen los alimentos formarán unos micro-cristales en su interior. Esto hará que no puedan retener toda la esencia del alimento.
  • Su textura: Nos encantan los productos frescos. Es algo que la textura nos va mostrando pero con los alimentos congelados no siempre podemos observarlos de igual manera. Si lo mantenemos a tantos cambios, entonces se volverá más seco.
  • Los micro-organimos: Ya hemos hablado de ellos, pero no está demás el recordar que tras haberlos descongelado, estos micro-organismos pueden aparecer de nuevo, por lo que no estaríamos demasiado seguros si los consumimos.

Así que, como vemos, su gran peligro es el tema de las bacterias. No podemos hacer nada porque se instalen en la comida, pero sí es cierto que sabiendo esto, ya evitaremos el alterar la temperatura de los alimentos. Si descongelas uno, consúmelo y no lo vuelvas a congelar.

Excepción en el método de congelación de productos

Como casi todo en esta vida, siempre hay una excepción que confirma la regla. Según nos hacen saber, la Agencia Española de Consumo, solo se puede congelar de nuevo un alimento si se ha cocinado previamente. Así que, si antes de volver a congelarlo, se cocina, entonces sí que podrás llevarlo al congelador.

Esto tiene una explicación de lo más sencilla. La temperatura alta será la que ayude a eliminar los micro-organismos. Temperaturas elevadas que ayudarán a proteger el alimento para que al consumirlo, sea óptimo. Si sacas un trozo de carne, está medio descongelado pero no lo vas a usar, cocínalo.