Mitos y verdades sobre la píldora anticonceptiva

La píldora anticonceptiva es uno de los métodos más usados en todo el mundo. Es por ello que ya la gran mayoría de las mujeres conoce sus beneficios y como no, algún que otro inconveniente. Los médicos son los encargados de darte siempre la gran información sobre esta pastilla.

Pero es verdad que aún así, siempre se generan bastantes dudas. De ahí que hoy comentemos tanto los mitos como las verdades sobre todo lo que se dice de la píldora anticonceptiva. Así que, para todas las mujeres que tengan dudas y para las que quieran saber más sobre el tratamiento, no te pierdas todo lo que sigue.

Mitos y verdades de la píldora anticonceptiva

  • ¿La píldora engorda?: Pues no, lo cierto es que se trata de uno de esos mitos más extendidos. La píldora no engorda lo más mínimo. Lo único que puede ocurrir es que en algunas mujeres cause retención de líquidos y por este motivo, nos veamos un poco más hinchadas.
  • Las pastillas son 100% efectivas: Es uno de los métodos más efectivos, es cierto. Pero en este caso, hay que matizar que se tiene que utilizar de la manera correcta. Además, algunos medicamentos o enfermedades gastrointestinales pueden hacer que la efectividad disminuya ligeramente. En caso de duda, consulta siempre con tu médico.
  • Hay que descansar cada poco tiempo: Pues es otro de los mitos. Puedes hacerlo, sí, pero no es necesario descansar de la pastilla. Se puede tomar durante períodos bastante prolongados sin que le ocurra nada extraño a nuestro cuerpo.
  • Riesgo de problemas cardiovasculares: En este caso sí es totalmente verdadero. Es decir, al tomar la píldora hay ciertos riesgos a tener en cuenta. Algo que tu médico te contará con naturalidad. Entre dichos riesgos, los problemas circulatorios son protagonistas. Sobre todo cuando la mujer fuma o tiene problemas de coagulación. En el resto, el índice de riesgo es muy bajo.

  • Después de dejar la pastilla, se tarda más en quedarse embarazada: Esto no es algo 100% fiable. Hay mujeres que se quedan embarazadas en los meses posteriores a dejar la píldora. Mientras otras, tardan más de un año. En ambos casos puede ser algo muy normal. Porque siempre entran en juego más factores y no solo el haber tomado el medicamento.
  • Reglas menos dolorosas: En este caso es cierto. La pastilla hace que las reglas no sean tan dolorosas, porque se encarga de inhibir la sustancia ‘prostaglandina’ que es la que provoca las contracciones de dolor en el útero.

Así que como vemos, ya es hora de ir desterrando algunos de esos mitos. Porque no hacen sino, tenerle un poco de miedo a este tipo de anticonceptivo. Lo cierto es que cuando se trata de algo particular, lo mejor es acudir a nuestro médico para que trate el caso de forma más personal.