Los riesgos de la nueva ‘dieta de Cenicienta’

Son muchas las personas que quieren bajar de peso y no saben cómo. Por lo que cuando ven alguna dieta, se lanzan a ella. Lo que ocurre, es que la gran mayoría de las mismas no son tan buenas como pretenden hacernos ver. ¡Hay que tener mucho cuidado con ellas!. Una de las peligrosas es la llamada, ‘dieta de Cenicienta’.

Desde luego pretende ser una de las que capten a más gente, debido a nombre. El ser una princesa Disney siempre puede llegar a ser un buen reclamo para ello. Pero hay que tener en cuenta otros muchos datos para lanzarse a jugar con la salud. De hecho, hoy te contaremos todos esos riesgos que tiene hacer este tipo de dietas.

Qué es la ‘dieta de Cenicienta’

La ‘dieta de Cenicienta’ tiene su origen en Japón. Una dieta que ya han puesto en práctica la gran parte de los adolescentes. Porque el fin de la misma es conseguir una cintura casi de dibujos animados. Una dieta hipocalórica que intenta conseguir esa figura con la que cuentan las princesas Disney. Se quiere conseguir un índice de masa corporal de 18 cuando realmente éste está considerado como un rango muy bajo y poco saludable.

Consecuencias de la dieta

Partiendo de lo que se quiere conseguir con ella, ya sabemos que estamos ante otro de esos imposibles, que pueden dañar gravemente nuestro cuerpo. Esa idea de conseguir una cintura de avispa, ya nos indica que estaremos ante una falta de nutrientes y calorías que son necesarias para mantener nuestro ritmo. Porque tampoco es igual la alimentación de una persona que haga mucho deporte a la que no. Por eso, este tipo de dietas no se pueden lanzar para todo el mundo porque no lo son. Al restringir los hidratos de carbono, derivará en un cansancio extremo, en ciertas alteraciones que también llevan a los cambios de humor y a un déficit que puede hacer que nuestros órganos se resientan.

Ya se han visto numerosos ejemplos en las redes sociales. Ejemplos en forma de imágenes que han subido las jóvenes. Esto puede derivar en otra serie de problemas y trastornos muy graves como pueden ser la anorexia o bulimia. Por lo que no hay que jugar con ningún tipo de dieta. Porque las dietas milagrosas no existen y si quieres bajar de peso, tienes que ir a un experto que te haga una dieta a tu medida. Ya que cada persona tiene unas necesidades especiales en función de su actividad física, su edad y otros detalles a tener en cuenta.