Avena, el secreto para encarar un día largo

Son muchos los alimentos saludables que tenemos. Algo que nos cuidará y que además, nos mantendrán en nuestro peso ideal. Pero hay uno que siempre escuchamos y que debe estar en nuestro desayuno como la avena. ¿Por qué?, pues por todo lo que te contamos a continuación, que no te dejará indiferente.

Cuenta con tantas propiedades que se hace imprescindible. La avena nos ayuda a contar con más energía desde primera hora de la mañana. Por eso hoy, te brindaremos todos los beneficios pero además, te diremos algunos ejemplos para ponerlo en práctica. ¿Comenzamos?.

Los grandes beneficios de la avena

Hay que decir que se trata de un alimento que siempre sienta bien. Aunque te parezca algo que no tiene mucha importancia, es todo lo contrario. Se trata de un cereal de lo más completo. Nos aportará grandes dosis de fibra pero además, también tiene proteínas, grasas y como no, minerales.

Por lo que mencionamos, ya estaremos cubiertos de todas las necesidades que nuestro cuerpo tiene cada día. Pero aún así, mencionamos que están repletas de cobre, magnesio, hierro y vitaminas del tipo B1. Con solo una pequeña porción de avena, nos encontraremos con todo ello, pero además, con muy pocas calorías. Algo que siempre nos preocupa más de la cuenta y que en este caso, estaremos totalmente salvados.

Además, cuenta con antioxidantes. Ellos pueden combatir la oxidación celular y nos ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento. Pero es que además de ello, también estará cuidando nuestro intestino así como regular los niveles de azúcar. Así que, tras todo este despliegue de beneficios, ya no hay duda de que se trata de un alimento principal.

Ideas de desayuno con avena

Simplemente puedes tomar la avena con yogur o con zumos, si así lo prefieres. Pero también puedes hacer elaboraciones un tanto más complejas. En un bote o vaso de cristal, puede echar una cucharada de avena, luego un poco de yogur natural, unas frutas de tu gusto y un poco de miel. Con esto, ya tendrás un desayuno saciante y con muy pocas calorías pero mucha energía.

Claro que también puedes hacer unas tortitas de avena y luego, untarlas de mermelada baja en calorías o añadir queso fresco. Para añadir más antioxidantes, nada como volver a combinarla con yogur pero además, con frutos rojos o arándanos. Verás qué delicioso, sencillo y altamente saciante. Los batidos también suelen ser perfectos para estas primeras horas de la mañana.