¿Por qué las puertas de los baños públicos no son 100% cerradas?

Seguro que te suena. Vas a uno de los baños públicos de estaciones o centros comerciales y puedes ver cómo sus puertas no están 100% cerradas. Es decir, siempre queda un hueco en la parte baja y también en la superior. Una cosa curiosa que si te lo habías preguntado, hoy conocerás la respuesta.

Sí, porque te comentamos su porqué. Es más de uno y es que ahí donde ves las puertas de los baños públicos, tienen mucho qué contar. Te sorprenderás casi seguro, así que, a partir de hoy siempre que hayas a este lugar sabrás el motivo de sus puertas semi-abiertas.

baños-publicos

Motivos de las puertas no cerradas en baños públicos

Si es que todo tiene un buen motivo en esta vida. Es por ello que en este caso nos encontramos con los baños públicos. Quizás no siempre sucede, sobre todo en algunos bares, pero sí en estaciones de metro o de tren, así como en los centros comerciales. Las puertas no están cerradas del todo, ¿por qué?.

  • Uno de los motivos principales es que este tipo de puertas son más económicos y más sencillas de montar y hasta de cuidar. De este modo, el dueño habrá invertido una cantidad de dinero menor que con las habituales.
  • Se dice también que es una manera de evitar ciertas conductas impropias que en ocasiones, tenían lugar en los baños. Desde relaciones sexuales hasta consumo de sustancias ilegales.

Si te has encontrado alguna vez con que las puertas de los baños públicos no están cerradas del todo, tienes que saber que cuenta con varias explicaciones muy válidas.

  • Ya no tendremos que estar llamando una y otra vez a la puerta. De este modo, sabremos si está o no ocupado.
  • Así mismo, también es perfecto para poder socorrer a una persona si fuera necesario, gracias a los espacios que nos permite este tipo de puertas. De este modo, es más sencillo salir si te quedas atrapado.
  • Es, además, una manera perfecta de ventilación. De este modo, con las puertas cerradas no siempre al terminar las dejamos abiertas. Los olores pueden concentrarse más rápidamente que con este tipo de puerta.
  • Si el papel higiénico se ha terminado, siempre puedes pedírselo a tu amiga que te está esperando en la zona del lavabo. ¡Y sin tener que abrir la puerta!.

Así que, aunque quizás ya habías deducido alguna de estas ideas, no está demás el saberlo. Como bien decíamos, son muchas las opciones que nos permiten disfrutar de un acabado así en los baños públicos. A quien te lo pregunte, ya le podrás decir el porqué de este tipo de estructuras.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!