Israel se proclama ganadora de Eurovisión 2018

Eurovisión 2018 ha dejado numerosos momentos para el recuerdo. Pero sin duda, la que partía como favorita no defraudó y se alzó con el triunfo. Israel ganaba el Festival más famoso de Europa gracias a la canción ‘Toy’ y a la voz de la increíble y original, Netta Barzilai. ¡Parece que su cacareo ha llegado muy lejos!.

A pesar de las favoritas como eran Israel o Chipre hubo más sorpresas en la noche. Austria se alzó también con numerosos puntos gracias al jurado, aunque en el televoto no obtuvo el esperado resultado. Israel, Chipre e Italia son los más votados a través de este formato. ¿Qué te pareció la noche de la canción?.

Eurovisión ganadora 2018

Israel supera a Chipre y se alza con el triunfo

Partían como favoritas las dos. Israel nos traía una canción con unos sonidos guturales de lo más divertida, pero con un profundo mensaje. Una canción reivindicativa, que habla del bullying y que la misma cantante tuvo que padecer. Así que, además de la puesta en escena y de la particular voz de Netta, el trasfondo de la canción tampoco dejó indiferente a nadie. Aunque es cierto que los jurados de los diferentes países le otorgaron numerosos puntos, fue el televoto quien la llevó hasta lo más alto.

Otra de las grandes favoritas era Chipre. Sin duda, tampoco defraudó lo más mínimo. Eleni Foureira desprendió sensualidad y mucho ritmo gracias a ‘Fuego’. Su actuación fue creada por Alex Papaconstantinou. Un hombre que ya trabajó con estrellas de la talla de Jennifer López. Así que, si sumamos la coreografía, con la canción y la voz de Eleni, se sabía que también iba a marcar un buen récord. Así lo hizo ya que ha sido un resultado histórico para Chipre.

Las grandes sorpresas de Eurovisión 2018

Hay que decir que España se quedó en el puesto número 23. Una posición que ya muchos intuían, aunque otros tantos no llegaban a creerse. Amaia y Alfred interpretaron ‘Tu canción’ pero no llegaron a convencer del todo. Poco más de 60 puntos fueron los que consiguieron a través de los votos del jurado, ya que el televoto tampoco estuvo de su parte.

Un espontáneo también se subió al escenario, en el momento en que estaba cantando la representante del Reino Unido. El que también fue un gran protagonista, pero no llegaba a creérselo fue el representante de Austria, quien obtuvo el reconocimiento del jurado y del público, quedando en tercera posición. Alemania obtuvo el cuarto puesto gracias a una canción con mucho sentimiento de Michael Schulte.

Con 308 puntos, Italia consigue el quinto puesto y el sexto es para la República Checa, con 281 puntos y su canción, ‘Lie to me’ de Mikolas Josef. Este año, la invitada Australia, quedó en el puesto número 20. Algo que sorprendió a todos, ya que la canción de Jessica Mauboy también había obtenido comentarios muy positivos. Pero Eurovisión es así, siempre intenta sorprender y este año, lo ha conseguido con una votación final bastante reñida.

Artículos relacionados