Confirman los graves problemas que le ocurren a tu cuerpo si tomas demasiada sal

Como ya sabes, la sal es esa sustancia que hace que la comida obtenga un mejor sabor, pero, consumirla en exceso puede llegar a ser perjudicial para la salud. Sin embargo, si controlas la sal en tus comidas, en lugar de ser perjudicial, esta sustancia se convertirá en beneficiaria debido a sus componentes, como el cloro, el sodio… A continuación te muestro la explicación de por qué el exceso de esta puede llegar a ser malo para la salud.

sal-alimentos_ECDIMA20141007_0016_17

Seguramente ya sabrás que el exceso de sal es malo para la salud, pero lo que seguro que no sabes es el por qué. Esto se debe principalmente a que la sal contiene sodio, lo cual provocará que tu cuerpo retenga más agua de lo normal en caso de que la consumas en exceso. ¿Por qué retiene el cuerpo más agua de lo normal con el sodio? Pues muy sencillo. Los riñones cuentan con una cantidad de electrolitos, y como el sodio es un electrolito, al haber un exceso de estos, el cuerpo retendrá más agua para equilibrar dichas cantidades.

Además, cabe destacar que esto tiene un efecto colateral que mantiene relación con el agua. Resulta que, como tu cuerpo se ve obligado a retener más agua, tendrías que beber mucha agua al día porque sino correrías el peligro de la deshidratación, lo que a su vez provocará que vayas muchas más veces a orinar afectando así a los huesos pudiendo llegar a provocar osteoporosis. Y todo ello por no hablar de la hipertensión arterial que podría provocar también…
Echar-sal-comida_TINIMA20150126_0425_5

Sin embargo, como ya te he comentado anteriormente, si controlas la sal en tus comidas no tienes por lo que preocuparte. Todo lo contrario, el consumo regulado de este resultará beneficioso para tu cuerpo. Más concretamente, la sal hace que el cuerpo esté mejor hidratado ya que introduce agua en el interior de las células. Además, la sal ayuda a regular la cantidad de agua de tu organismo, a no ser que se consuma en exceso, lo cual provocará el problema que te he comentado anteriormente. Y todo ello sin mencionar que también contribuye a la relajación muscular.

Así que, consume sal, pero reguladamente. Como consejo te digo que evites alimentos que contenga un alto porcentaje de la misma, y en caso de que los consumas, al menos evita echarle más sal. Aunque te parezca increíble, hay muchas personas que echan sal hasta a las pizzas.