Una hamburguesa de McDonald’s después de 20 años

En este mundo nunca faltarán rumores acerca del éxito de las grandes empresas, sin importar el área en la que se especialicen. Sin embargo, es bien sabido que desde sus inicios han rondado rumores acerca de los peligros de los alimentos de McDonald’s, la famosa cadena de comida rápida estadounidense. Nadie había probado realmente que hubiera algo malo con su comida, hasta que apareció una hamburguesa de McDonald’s guardada durante 20 años, haciéndonos imposible ver y disfrutar de su menú como lo hacíamos antes.

hamburguesa de McDonald’s

Fueron dos chicos de Australia quienes nos mostraron esta perturbadora verdad acerca de la hamburguesa de McDonald’s. Con un experimento sencillo (aunque no rápido) demostraron que la comida de esta cadena, más allá de ser perjudicial, es incomible. Para ver cómo lo demostraron, debemos regresas con Casey Dean y Edward Nitsu a 1995, ya que fue cuando tuvieron la idea, siendo adolescentes.

No fue algo que pensaron con detenimiento, simplemente ocurrió. Los chicos compraron hamburguesas, y una hamburguesa de McDonald’s terminó sobrando, ya que no quisieron comerla. Luego de observarla un rato, se preguntaron cómo se vería en muchos años, u decidieron dejarla guardada y volver a revisarla 20 años más tarde.

Quienes realizaron el experimento afirman que la dejaron olvidada en una caja durante 6 meses, luego de los cuales la hamburguesa de McDonald’s seguía intacta. Así, decidieron dejarla más tiempo, y los meses se convirtieron en años, que se acumularon hasta que 20 años más tarde, decidieron volver a revisarla… Para descubrir que seguía intacta.

La hamburguesa de McDonald’s pasó 20 años en una caja y sigue intacta

A la mayoría le parecerá algo increíble, pero Casey y Edward ni siquiera pensaron en meterla a la nevera. Era un simple juego de niños. La mantuvieron en una caja de madera durante todo ese tiempo.

Luego de 20 años, como es lógico, los chicos crecieron, mientras que la hamburguesa de McDonald’s seguía siendo la misma de ese día…

Además, afirman que no es solo su aspecto, sino su olor, el que permanece igual al día que la compraron.

Como resultado del experimento, Dean y Nitsu se autodenominaron los dueños de la hamburguesa más antigua del mundo. Además, luego de ellos otras personas intentaron realizar el experimento, consiguiendo los mismos resultados. En 2009, los islandeses Hertur y Samarason compraron una hamburguesa de McDonald’s con queso, y la mostraron nuevamente en enero de 2015. 5 años después, no había cambiado en lo absoluto.

La duda que nos queda luego de todo esto es: ¿Con qué están hechas realmente las hamburguesas de McDonald’s? y ¿Qué clase de conservante utilizan para preservarlas así?

 

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!