Familia de confiteros: los Gorrotxategi

La pasión por los dulces más de una vez nos ha jugado una mala pasada en nuestra dieta, pero somos de pensar que es bueno y saludable darse un pequeño antojo cada tanto.

gorrotxategi.jpg

Los Gorrotxategi de izquierda a derecha: Rafael, José Mari y Mikel.

Buscando saciar mi corazón goloso di con la confitería de la familia Gorrotxategi, maestros en Tolosa de los turrones, bombones y demás tentaciones dulces. Y nada menos que con tres generaciones de experiencia en el sabor, ya que la confitería tiene abierta sus puertas desde 1680!

Actualmente la cabeza de la familia es Rafael Gorrotxategi, quien a fuerza de innovación y aplicación de las nuevas técnicas de cocina, mantiene en pie el negocio familiar. Rafael es el responsable de los bombones que saben a lo más natural, saludable y funcional, con grasas de mejor calidad, cacaos con alto contenido en polifenoles y azúcares de frutas que permiten desarrollar productos de bajo índice glucémico.

En la carta podemos encontrar bombones de txakolí, sidra y cava, sabores naturales, sin grasas saturadas, además de la estrella de la casa: el xaxu, pastelito de almendra relleno de yemas que sobrevive desde la época romántica del siglo XVIII.

Si de turrones hablamos, la oferta es variada y deliciosa con ricuras de hasta de siete capas: crocante, mazapán, chocolate y la del ingrediente secreto de la casa. Entre los turrones más pedidos está el de mandarina y el de melocotón con chocolate Acticoa, rico en antioxidantes.

Además de la confitería en pleno centro de Tolosa, la familia Gorrotxategi tiene un café para disfrutar in situ de las exquisiteces de la casa. Pero si queremos bajar lo que comimos, bien podemos darnos un paseo por el museo de la confitería, en el que José Mari Gorrotxategi (padre de Rafael) da muestras de las técnicas de trabajo de los confiteros de los siglos XIV y XIX, con detalles de las técnicas de elaboración del café, el chocolate, el caramelo, el helado, el batido y el alcohol.

Si andas dando vueltas por Tolosa, bien vale parar y darse un gusto al paladar con los dulces de esta confitería. Agradecemos al texto de Nagore Azurmendi, que nos hizo conocer a estos maestros confiteros de los que no podíamos dejar de hablar.

Visto en: Revista Club Gourmets

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!