¿Cómo daña a la salud comer en McDonald’s?

Todos amamos una buena hamburguesa de un sitio de comida rápida. Pero, ¿sabías cómo daña a la salud comer en McDonald’s? Por muy deliciosa que pueda ser la comida, la misma está llena de venenosos químicos que resultan fatales para nuestro cuerpo. Algunas consecuencias van desde obesidad, hasta enfermedades crónicas.

Cuando hablamos de comida rápida, lo primero que nos viene a la mente es “McDonald’s” y no es inusual. Ésta compañía ha crecido con los años, y al crecer tanto, han tomado ciertas decisiones que resultan más económicas para ellos, pero fatales para nosotros. Este artículo te hará a entender los riesgos a los que nos exponemos.

Comida artificial de McDonald’s que daña a la salud

Comida artificial de McDonald’s que daña a la salud

Mientras que la comida que preparamos todos los días se daña después de un período de tiempo, las hamburguesas de McDonald’s, mediante preservativos, mantienen su “apariencia fresca” por un mayor intervalo de tiempo. ¿Y cuál es el problema? Que el uso excesivo de preservativos es dañino para tu cuerpo.

La finalidad de usar preservativos es engañar al consumidor para que crea que está comiendo una hamburguesa fresca, cuando no es así. De ésta manera, McDonald’s reduce las perdidas y genera más ganancia. El único detalle es que ésta práctica solo daña a la salud.

Aumentas de peso

Todas las comidas nos hacen ganar peso, sin embargo, requiere una enorme cantidad de ejercicio para eliminar todas las calorías que ganaste tras comer una sola comida en McDonald’s. Así que si no estás preparado para correr 12 kilómetros después de una hamburguesa, entonces deberías renunciar a la idea de comida rápida.

Se estima que uno de cada tres ciudadanos en EE.UU sufre de obesidad, una enfermedad que daña a la salud y genera complicaciones a largo plazo. Ésta cifra es alarmante, pero puede ser evitada con tan solo disminuir el consumo de comida chatarra.

Un excesivo uso de azúcar y sal

Las cadenas de comida rápida como McDonald’s utilizan mucha sal y azúcar para hacer que sus comidas sepan mejor. Sin embargo, se ha descubierto que el consumo excesivo de estos dos ingredientes daña a la salud, incrementando el riesgo de padecer diabetes o hipertensión arterial.

Medidas de higiene y sanidad

Hay que admitir que la mayoría de las cadenas de comida rápida son poco higiénicas, sin embargo, ha habido graves casos relacionados con la sanidad de los establecimientos. Éste problema existe en todos los sitios que generan muchos ingresos, pero tienen empleados mal pagados, justo como McDonald’s.

Una mala higiene es el precio a pagar por mantener tan económicos precios, causando un enorme daño a la salud de los consumidores. Así que cuando pienses que tus patatas fritas están hechas con productos de primera calidad, piénsalo otra vez, porque puede que sean la mezcla de leche y todo lo que haya sobrado del día anterior.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!