Truco simple para maquillar las ojeras

Lo que más nos gusta, en el mundo de la belleza, son los trucos rápidos, sencillos y eficientes. Así que, todo ello es lo que nos vamos a encontrar hoy aquí. Porque es una de las mejores maneras que tenemos de decirle adiós a las ojeras. Sí, un problema bastante común que no es sencillo eliminar.

Maquillar las ojeras también es posible, con el fin de decirles adiós. Sin duda, el origen de las mismas puede deberse a muchas causas. Una de ellas es por el cansancio o el dormir menos horas de las indicadas, pero en otras ocasiones, son otro tipo de problemas mayores que tenemos. De una manera u otra, debemos deshacernos de ellas.

Causas de las ojeras

Como hemos mencionado, las causas pueden ser de lo más variadas. Esa parte inferior del ojo que cuenta con un tono más oscuro, es lo que nos trae de cabeza cada día. Pero en ocasiones, no solo las vemos cuando estamos cansadas sino que a veces pueden venir de causas hereditarias o bien, por ciertas enfermedades. Las alergias o los eccemas pueden influir en este tipo de problema. Además, con el paso de la edad también esta zona se irá debilitando, la piel se vuelve más flácida y como resultado, el color se intensifica. Pero aún así, seremos capaces de dejarlas a un lado. ¿No te lo crees?.

Maquillar las ojeras con pintalabios

En lugar de decir que eliminamos las ojeras, las maquillamos. Porque en realidad es el paso que hemos dado. ¿Qué necesitamos para ello?, pues un pintalabios en color rojo será más que suficiente. Eso sí, asegúrate que no tiene brillo, es decir, elige una barra mate. Lo irás aplicando con un pincel por toda la parte baja del ojo y también por su alrededor. Una vez que lo hayas aplicado, ahora tienes de difuminarlo bien, con la ayuda del mismo pincel.

Cuando ya tengas los ojos bien rojos, tendremos que aplicar una base de maquillaje con una esponja. Debes aplicarla por todo el rostro, pero junto en esta zona, recuerda hacerlo con pequeños golpecitos para no arrastrar el color de la barra de labios. Así que, lo que tenemos que hacer es tapar todo el color rojo con la base para que haya uniformidad por el rostro. Puede costar un poco, pero el resultado es asombroso. Verás cómo la base será la protagonista y diremos adiós a las ojeras en un abrir y cerrar de ojos. Ahora podrás continuar con tu maquillaje en forma de sombra de ojos y delineado. ¡Así de fácil!.