Rejuvenecimiento tras los 30

El paso del tiempo posee el poder afianzar dos caras de una misma moneda; por un lado, en cuanto a saber y por el otro, en cuanto a estar, se trate. Conforme vamos avanzando en nuestras vidas, es lógico que vamos adquiriendo un mayor saber y sabiduría, pero por el contrario, todo aquello que ganamos en conocimiento, lo vamos perdiendo, por desgracia, en belleza y, para más ende, en elasticidad, tersura y volumen, especialmente en la parte más visible y en la que reflejamos el espejo de nuestra alma, allá por donde vamos, que no puede ser otra que nuestro rostro.

El proceso de envejecimiento va acelerándose conforme rebasamos la treintena. Ello, unido al estrés, al aprovechar unas horitas más del reloj, precisamente, no para dormir y el frenético ritmo de vida y alimentación, contribuyen a deteriorar nuestra imagen más que de lo que desearíamos. Las cremas faciales y los tratamientos convencionales llegan hasta donde llegan. Es por ello, que aquí vamos a hacer mención de los tratamientos más efectivos y demandados que se encuentran a la orden del día en cuanto a medicina estética se refiere.

Post 1 Tratamientos faciales

Inyecciones de vitaminas y ácido hialurónico

Las inyecciones de vitaminas causan furor entre las celebrities como el mejor tratamiento “antiaging” pues ofrece todo un abanico de opciones que se adaptan a las necesidades de cada persona y tipo de piel, hidratando y revitalizando la piel. Por otro lado, el ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo pero va decreciendo con el paso de los años.

El objetivo principal de esta técnica consiste en recuperar esa tez pálida, lisa, libre de imperfecciones que mostrábamos en nuestros mejores años de adolescencia y juventud. Asimismo y para eliminar marcas o manchas permanentes de acné, pues no todo fue bueno y bonito en nuestra adolescencia, debemos acudir, igualmente a esta maravillosa técnica para para conseguir los efectos deseados. Es algo así como rescatar sólo la parte bella de aquella época, obviando a aquellos inoportunos granitos que amenazaban con ver la luz en nuestro rostro, especialmente cuando debíamos
acudir a una cita muy importante con el chico de nuestros ojos, qué tiempos aquellos…

Inyecciones de toxina botulínica

Se ha convertido en una de los componentes más clásicos, pues su práctica data de hace 30 años debido a sus lustrosos y eficientes resultados. La toxina botulínica es una proteína natural purificada que relaja los músculos faciales, a través del bloqueo de la liberación de acetilcolina, provocando una parálisis muscular temporal sin producir ningún tipo de lesión física o nerviosa y dando lugar a una eliminación de arrugas.

Los clientes suelen acudir a esta técnica para tratar, con más ahínco, las siguientes zonas: patas de gallo, entrecejo y rictus, que se encuentran entre las más demandadas y eficaces para tratar mediante la toxina botulínica . Así pues, nada avala mejor a un tratamiento como su prolongación en el tiempo y sus nulos efectos secundarios, el tiempo juega a su favor para demostrar resultados permanentes y sin nocividad.

Inductores de colágeno

Este tratamiento se utiliza para devolver la firmeza a la piel, por lo que está destinado a todas aquellas personas que presentan este tipo de problema; ocasionados por la pérdida de volumen en pómulos, caída de cejas y flaccidez en la línea mandibular. Se lleva a cabo a través de materiales de relleno infiltrables, hilos faciales y radiofrecuencia, aportando un efecto tensor inmediato y estimulando la formación de colágeno de forma natural. En el mercado podemos encontrar, asimismo, diversas sustancias infiltrables bioestimuladoras del colágeno tales como el ácido poliláctico, la policaporlactona y el betafosfato tricálcico, todos ellos sin efectos secundarios y que permiten llevar una vida con total naturalidad y sin contraindicaciones al respecto.

Como hemos podido observar, contamos con toda una miscelánea inmensidad de tipos de tratamientos y excelentes profesionales donde elegir para poder mejorar el aspecto de la piel de nuestro rostro. Todos ellos son tratamientos que no requieren de cirugía alguna y que carecen de efectos secundarios ni efectos adversos, son técnicas ambulatorias que no impiden poder seguir con el ágil y acuciante ritmo que la vida nos impone.

Gracias a dios, no todo está perdido!! :-) y agradecemos cada día a la ciencia su progresos y avances en cuanto a estética y >strong>rejuvenecimiento facial se refiere, pues es, cuanto menos, injusto, no poder frenar el paso del tiempo en nuestra piel. Así pues, detengamos su deterioro con recursos y técnicas tan eficaces y espléndidos como los esbozados anteriormente, mientras las agujas del reloj siguen avanzando velozmente y sin piedad.

 

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!