Cómo quitarte el maquillaje en un minuto tras una reunión

Llegamos agotadas a casa tras el trabajo. Si has tenido una reunión que se ha alargado, entonces seguro que las horas se te habrán echado encima. No tendrás ganas de nada, pero lo cierto es que no podemos dejar pasar un paso importante para nuestra piel. Quitarte el maquillaje tiene que ser la idea primordial al llegar a casa.

Sabemos que no queremos pasarnos mucho tiempo frente al espejo, sino descansar del ajetreado día. Por eso hoy te dejamos con uno de los mejores trucos para que puedas quitarte el maquillaje en muy poco tiempo. Así, te aseguras que tu piel estará perfectamente cuidada sin tener que dar muchos pasos.

Quitarte el maquillaje con el desmaquillador bifásico

Uno de los grandes productos que tenemos a nuestra disposición es el desmaquillador bifásico. Para todas aquellas que todavía no lo conozcan bien, hay que decir que se trata de un producto que tiene dos partes. Habrá que mezclar ambos líquidos y listo. Es graso porque cuenta con aceites en su composición, pero esto nos indica que será más sencillo el poder eliminar todo ese maquillaje resistente al agua. De ahí que está totalmente indicado para retirar el maquillaje de ojos y labios.

Conociendo esto, debemos aplicar un poco de producto sobre un disco de algodón. Luego, vamos retirando el maquillaje de los labios y de los ojos. ¡Verás de qué manera tan sencilla sale!. Intentaremos no frotar demasiado, porque sino, la zona puede irritarse ligeramente. Gracias a un producto como éste, seguro que con solo una pasada tendrás más que suficiente, sin tener que llegar a esos extremos.

Agua micelar para el resto de la cara

Una vez que ya tienes los ojos y la boca limpios de maquillaje, sombras y demás productos, pasaremos al rostro. La piel del rostro siempre hay que cuidarla de manera especial. Más que nada porque suele acumular numerosas toxinas que no siempre se irán de una manera muy sencilla. Aplicamos un poco de agua micelar sobre un disco de algodón y con éste repasaremos todo el rostro.

Puedes hacerlo con movimientos ascendentes. Si todavía ves que queda algún resto, puedes pasar un cepillo facial ayudándote de un poco de jabón. Esta idea es perfecta para cuando necesitamos una limpieza un poco más profunda. Finalmente aclaramos con agua y secamos. Puedes aplicar una crema hidratante para rostro que tengas a mano y listo. Aunque te parezcan muchos pasos lo cierto es que cada uno no te llevará más que unos segundos. Por eso, podrás quitarte el maquillaje antes de lo que piensas.