Cómo saber si tu pelo recibe la hidratación diaria que necesita

Parece que la hidratación es vital para nuestro cuerpo pero además, también para nuestro cabello. El pelo necesita más del 17% de agua para que podamos decir que realmente está hidratado. Por eso, cuando vemos un cabello con brillo, saludable y sedoso, sabemos bien que tiene ese nivel de agua regulado.

Algo que no ocurre cuando nos encontramos con todo lo contrario. Es algo habitual y no debemos preocuparnos en exceso. Tan solo debemos seguir una serie de pasos para poder darle todo lo que nuestro pelo necesita. Necesitamos tener el cabello hidratado para evitar todo tipo de problemas en él.

¿Tiene tu pelo mucho brillo?

Cuando un cabello está bien hidratado el brillo será como algo innato en él. Es decir, que no necesitará de ningún tipo de ayuda o producto para ello. El brillo es una de las grandes máximas para decir que el cabello está totalmente saludable. Nos lo hace saber a través de dicha belleza o brillo. Cuando no lo tiene es porque ha sido castigado debido a diversos factores como el calor o diferentes productos.

¿El cabello cuenta con gran movimiento?

Cuando no lo notas apelmazado sino que tiene un gran movimiento, entonces podemos decir que sí estará hidratado. Para comprobarlo, tan solo tienes que soltarte la melena y ver si se puede mover de una manera libre. Si lo tenemos más apelmazado o seco, el movimiento no será igual de natural.

¿Se rompe o se enreda?

Por regla general, un pelo seco es el que más se enreda en forma de nudos. Seguro que si te pasas los dedos por el cabello, notarás cómo al final del mismo, no se pueden desplazar. Porque es habitual que se formen esas bolitas de cabello, sobre todo tras el lavado y si no hemos usado un buen acondicionador. Por otro lado, también tienes que fijarte en si se rompe al peinarlo. Porque es otro de los síntomas para saber si el cabello está bien hidratado o todo lo contrario.

Cómo mejorar la hidratación de tu pelo

Por un lado debemos beber más agua cada día. Pero tampoco sin pasarnos. No solo se cuenta con vasos sino que también se puede tomar en forma de infusiones o alimentos como las frutas. Sin duda, la hidratación siempre va a comenzar por dentro. Ya que por fuera, debemos aplicar mascarillas y productos que le devuelvan la vida en cuestión de días. Para ello usa aguacate, plátano o aceite de oliva. Intenta dejar a un lado del secador o la plancha porque lo resecará mucho más. Cada vez que lo laves usa un acondicionador específico y una vez a la semana, aplica una mascarilla.