Obesidad, gran problema en el primer mundo

obesidad1Dicen las estadísticas que cada cuatro estadounidenses, uno es obeso. Los más pobres, evangelistas y feudos de George W. Bush son los más afectados por la enfermedad.

Estos son los resultados, sorprendentes por cierto, de un informe del “Trust for America’s Health”.

En el 2004, el 24.5% de los estadounidenses tenía obesidad, una patología definida como un índice de masa corporal, peso sobre altura al cuadrado, mayor que un coeficiente 30.

Esto presume casi un punto porcentual sobre la tasa de obesidad registrada en el 2003. En 1985, no había ningún estado en el país, que registrara una cantidad de personas obesas superior al 20% de la población, número que ahora superan 40 de los 51 estados norteamericanos.

obesidadCasual o no, los estados más afectados por esta problemática, son los del Sur profundo y conservador, más conocido como el cinturón de la Biblia (por sus férreas convicciones evangelistas). El estado de Alabama es el que más personas con una gordura excesiva tiene, con un total del 28.9% de la gente que lo habita. Es una cifra alarmate, teniendo en cuenta que las personas afectadas serían una de cada tres. Cabe destacar que curiosamente es la fracción del país con menos ingresos.

Más estados con tasas de obesidad superiores al 25% son Texas, Louisiana, Arkansas, Mississippi, Tennessee y Virginia Occidental. George W. Bush ha ganado en todos ellos con más del 60% de los votos.

En números reales, el 64% de la población estadounidense sufre de sobrepeso y eso es una cifra por demás llamativa.

Los estados en los que hay menos gente obesa se sitúan principalmente en el nordeste, que tiene una renta per-cápita superior a la media nacional, muy bajos niveles de afiliación evangelista y que ha votado unánimemente en contra del actual presidente, en las elecciones del 2004. Estos incluyen Massachusetts (18.4%), Vermont (18.7%) y Connecticutt (19.7%). Sin embargo, el estado donde la gente es más delgada es el conservador Colorado, en el interior.

La gran epidemia de obesidad en EE.UU. Empieza a plantear problemas graves para el país. El coste sanitario de esta enfermedad asciende a U$S 39.000.000.000, llevando a las nubes el presupuesto del sistema de salud más caro del mundo.

Comentarios
¡Síguenos en Facebook!