Cómo elegir la mascarilla hidratante que se adapte a tu tipo de piel

Como bien sabemos, la mascarilla hidratante es una pieza básica en nuestra rutina de belleza. Más que nada porque la hidratación es algo que nuestra piel necesita siempre. Además, hay ciertas estaciones del año que todavía tienden a secar más nuestra piel, por lo que debemos estar siempre bien preparados.

Para poder darle un aporte hidratante y al mismo tiempo, un toque de brillo, tenemos la mascarilla hidratante. Pero claro, ¿sabes cómo elegirlas según tu tipo de piel?. No te preocupes porque hoy te vamos a ayudar a que consigas esa crema que realmente necesitas, gracias a los consejos que siguen.

Mascarilla hidratante para una piel seca

Si cuentas con una piel un tanto tirante y de vez en cuando te pica, entonces casi seguro que sea una piel seca. Así que partiendo de esto, tenemos que aplicar una mascarilla propia para ella. Como no queremos gastarnos demasiado en diferentes productos, siempre podemos encontrar lo que necesitamos de forma casera. Así es que, tanto la leche por sus vitaminas y calcio como la miel, porque nutre profundamente, serán recursos estupendos para añadir a nuestro rostro. Del mismo modo, también podrás aplicar una mascarilla de aguacate. Porque como bien sabemos, es otro de los ingredientes básicos que aportan gran hidratación y cuidado.

Mascarillas para piel grasa

La piel grasa nos deja bastante brillos por sí sola. Además, también los poros de la misma se verá más dilatados, es decir, abiertos. El acné es sinónimo de una piel grasa y además, se intensifica en zonas como la frente o la barbilla. Por eso, este tipo de piel también necesita de una serie de ingredientes naturales. Opta por las mascarillas de arcilla. Porque siempre cuentan con ingredientes esenciales, como ocurre con la mascarilla verde. ¡Verás cómo tu rostro te lo agradece!. También puedes mezclar yogur natural con avena y aplicarla sobre el rostro. Con solo 15 minutos y que luego, elimines los restos con agua, ya tendrás una nueva mascarilla perfecta para ti.

Mascarillas para piel mixta

Como bien indica su nombre, nos encontramos con una mezcla de ambas pieles. Por un lado, en la zona T nos encontraremos con la piel más grasa, mientras que parte de las mejillas estará seca. También puede contar con los poros un poco abiertos. En este caso tendremos una buena combinación de opciones: Medio plátano y dos cucharadas de avena formarán una mascarilla hidratante perfecta para este tipo de piel. Además, nos podemos olvidarnos de nuevo del aguacate. Puedes añadirle un par de gotas de limón y esto hará que tu piel quede todavía más limpia. Para tonificar tu piel licua una manzana con medio vaso de agua y aplícalo sobre el cutis, dejando reposar 15 minutos y luego, limpiando bien toda la zona.