Los peores vestidos puestos nunca a un perro

Los perros, nuestras mascotas más leales y cariñosas del mundo. El amor que sentimos por nuestra mascota es un amor similar al humano. A lo mejor es por eso por lo que intentamos personalizarlos de alguna manera.

Una de las formas es vestirles con ropa de abrigo para los días fríos y/o lluviosos, con gorras para los días soleados. La verdad, es que los perros no necesitan nada de eso. Hay gente que lo hace únicamente para adornarlos. Y por eso, os enseñamos los peores vestidos puestos nunca a un perro.

Plumas y brillantes

vestidos perros

Si vamos a vestir a nuestro perro, o esperamos que en este caso perrita, ¿por qué hacerlo discretamente si puedes hacerlo de forma llamativa? Aquí vemos un vestido con un cuerpo azul lleno de brillantes y una falda llena de volumen y plumas también azules.

Con este vestido bien podría participar en un concurso de belleza de perros. Aunque la pobrecita debe estar muy incómoda y no creemos que pueda caminar muy bien llevando un ave en el trasero.