La cirugía de pechos eleva la autoestima

cirugia-plastica.jpgTerapias para levantar el ánimo femenino hay muchas: desde atragantarse con chocolates, salir de compras; hasta una cirugía plástica de pechos, como lo certifica un estudio publicado en Estados Unidos.

Cynthia Figueroa-Haas, profesora de la escuela de enfermería de la Universidad de Florida y autora de este trabajo, fue la responsable de evaluar la autoestima y sexualidad de 84 mujeres entre 21 y 57 años que habían decidido aumentar su talla de sujetador.

Este estudio se realizó según dos escalas de reconocido valor científico: la Escala de Autoestima de Rosenberg y el Índice de Función Sexual Femenina. Los momentos abarcados para la medición fueron antes de la operación y tres meses después.

Los resultados fueron contundentes: la valoración individual pasó de 20,7 a 24,9 en la escala de 30 puntos de Rosenberg, mientras que la función sexual ganó más de cuatro enteros en el índice. El deseo aumentó un 78,6% respecto a los valores iniciales, la excitación un 81% y la satisfacción un 57%.

Sin embargo, la profesora sostuvo que la cirugía plástica puede significar un estímulo para sentirse mejor, pero que en ninguna circunstancia puede ser tomada como una solución para tratar problemas psicológicos más graves.