Errores garrafales que cometes en casa con la comida

Hacemo la compra. Llevamos los productos a casa y los guardamos. A veces hay alimentos que no lo sabemos conservar por no tener una lógica a la hora de guardarlos. Es el caso del pan, por poner un ejemplo. En casa cometemos errores garrafales con la comida, sin lugar a dudas.

Tenemos errores con productos tan selectos como el jamón o el queso. Creemos que lo hacemos bien por lo que nos cuentan los amigos, los vecinos, etc. Al final acabamos metiendo la pata. Nos creemos que lo sabemos todo y no es posible. Hay muchas personas que se autocalifican como cocinillas y cometen mil errores a la hora de cocinar incluso. En el momento de la compra, la degustación y la conservación de todos los alimentos se cometen errores con la comida. Conoce cuales son los más comunes y que tenemos que evitar.

 

 

 

 

 

 

 

Comer el jamón frío

consume el jamon a temperatura ambiente

¿Cúal es la temperatura ideal para comer el jamón  para  que resulte más sabroso? Parece ser que la mejor manera de consumir jamón es a temperatura ambiente: unos 24 grados aproximadamente. Cuando el jamón se envasa, lo mejor es poner la bolsa en el frigorífico a unos 2 o 4 grados,  para más tarde ponerlo debajo del grifo con agua caliente para atemperarla.

Más tarde hay que dejarlo reposar unos minutos antes de abrir el paquete para poder ser consumido. Este es un consejo muy sabido por los expertos jamoneros. Si no tienes prisa en comerlo, lo mejor es sacarlo de la nevera y dejarlo fuera hasta que se enfríe y se ponga a la temperatura del ambiente. Nunca calentar el jamón. Lo destrozarías y quedaría incomible.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!