Cejas perfectas con este espectacular truco casero

Tener unas cejas perfectas no siempre es posible. Por eso, nada como ayudarnos de algunos de los mejores trucos naturales y caseros. Porque con ellos, podremos hacer que nuestras cejas estén lo más saludables posibles y tras ello, solo se nos traducirá en una mirada mucho más intensa de lo que esperamos.

Porque en ocasiones no le damos el mismo protagonismo o la misma importancia que a los ojos. Pues estamos muy equivocadas. Para poder sacarle el máximo partido a nuestra belleza, las cejas tienen que estar perfectamente cuidadas. Hoy te dejamos los mejores trucos naturales y también de maquillaje.

Cejas perfectas con trucos caseros

Uno de los trucos que mejor funcionan para tener unas cejas perfectas y cuidadas es la leche. Gracias a sus proteínas y demás vitaminas, siempre nos aportarán todas las grandes cualidades que necesitamos. Por ello, debemos empapar un algodón en ella y luego, colocarlo sobre las cejas. Déjalo reposar durante algunos minutos para que las cejas puedan obtener todos los beneficios de la leche. Por otro lado, vamos a poner a remojo una cebolla. Para ello, la vamos a meter en agua y dejar que se ablande. El agua que resulta será la que vayamos a utilizar. ¿De qué manera?, pues muy sencillo, ya que de nuevo nos ayudamos de un algodón y hacemos el mismo proceso que mencionamos antes. Solo que en este caso, intenta que no caiga ninguna gota hacia los ojos, porque comenzarás a llorar de la irritación que nos aporta este ingrediente.

 

Maquillaje para unas cejas perfectas

Los trucos de maquillaje también son perfectos para conseguir unas cejas de cine. Por lo que no podíamos quedarnos sin mostrarlo. Sin duda, cada persona es un mundo, pero maquillar las cejas, se ha convertido en algo casi vital. Porque si te fijas, nos dará una nueva expresión a nuestra mirada y a los ojos. Ésta es una de las zonas que más protagonismo tienen en el maquillaje pero cuando veas el vídeo, te darás cuenta de todos esos años que llevas sin tocar las cejas.

Por eso, se aconseja optar por unos pinceles adecuados a ello. El biselado será perfecto o bien, un lápiz, como más cómoda te sientas. Si optas por el primer, tienes que aplicar un poco de sombra de tu color natural del cabello. Trazaremos una línea inferior a la ceja y otra superior. Difuminamos ligeramente para que no se aprecien los trazos tan marcados. Luego, tendremos que rellenar con el mismo color, si tenemos zonas sin pelo. Aplicaremos un poco de maquillaje en la zona del párpado y la parte superior de la ceja, para que se note más el contraste y listo. ¡Tan solo nos queda un poco de práctica!.