Causas naturales del retraso menstrual

El retraso menstrual no siempre va unido a un posible embarazo. Aunque quizás, si tenemos relaciones sexuales en las fechas propicias, será lo primero que se nos venga a la cabeza cuando la regla no ha llegado. Pero lo cierto es que pueden ser muchos otros motivos los que den lugar a ello.

No todos tienen que ser graves, ni mucho menos. Pero es cierto que debemos prestarles siempre atención para poder ponerles fin lo antes posible. Hoy te desvelamos todos esos motivos por los que el retraso menstrual está muy justificado. ¡Descubre si tienes algunos de los que te mencionamos!.

Las causas de un retraso menstrual

  • Nervios o estrés: Es una de las causas más comunes. Cuando estamos bastante estrasadas o nerviosas, entonces es normal el retraso en el ciclo. Porque nuestro cuerpo estará alterado y no funcionará de manera correcta. El estrés afecta a nuestro organismo y así nos lo hace notar. De ahí que épocas de trabajo intenso o de exámenes y malas noticias, pueden llegar a influir bastante. Cuando estemos un poco más tranquilas, nuestra regla volverá a ser la misma de siempre.
  • Mala alimentación y dietas muy estrictas: Como bien sabemos, debemos alimentarnos de manera correcta. Las dietas equilibradas sí pueden formar parte de nuestra vida. Olvídate de esas dietas milagro, porque conseguirás todo lo contrario. Te faltarán las cantidades necesarias de nutrientes para un buen funcionamiento de tu cuerpo. Por lo que cuando algo cambia, tu ciclo se resiente.

  • Mucha actividad física: Cuando tenemos una actividad física intensa, también puede ser otro motivo para hablar de retraso menstrual. Algo que les puede ocurrir a las deportistas que están bajo bastante presión y un gran sacrificio.
  • Síndrome de ovarios poliquísticos: Se puede decir que todas las alteraciones hormonales causarán desajustes en el ciclo. Una de las más conocidas es ésta. Se trata de una enfermedad, en la que los ovarios no pueden liberar el óvulo como de costumbre. En este caso, tendrás que consultar con tu ginecólogo.

Estas son las causas principales, aunque también es cierto que cuando una mujer se acerca a la menopausia, puede tener ciertas alteraciones en sus ciclos. Así como el uso de ciertos medicamentos o algunas cirugías en la zona pélvica. Para poder decir adiós a la gran mayoría de estos motivos, lo ideal es llevar una alimentación adecuada, hacer ejercicio físico pero sin pasarnos y buscar tiempo para el relax y el ocio. Además, debes de acudir al médico a hacerte las revisiones precisas.