Medicamentos durante la lactancia

medicinas-embarazo

Es una tremenda disyuntiva para una estar embarazada y caer enferma, y no saber si tomar algo para calmar los síntomas o aguantar hasta que pase por la duda de que si el medicamento puede afectar al bebé o no.

Si en caso tienes mal menor (gripe, diarrea, etc.) lo mejor es no tomar ningún medicamento, ya que estas enfermedades desaparecen solas en cuestión de días y con cuidados caseros.

Si te aqueja algo más grave, no te automediques en lo absoluto, ve al médico para que te prescriba algún medicamento. Tomar una medicina que no conoces podría provocarte alergias o intoxicación.

Pero además:

Si estás amamantando y el médico te receta un medicamento que requiere suspenderla, sugiérele la posibilidad de que te recete otro.

Si no te queda de otra que dejar de lactar, sigue el pie de la letras las instrucciones del médico respecto a cuánto tiempo tienes que dejar pasar para retomar la lactancia.

Si te dice que puedes tomar el fármaco y seguir lactando, procura tomarlo inmediatamente después de haber alimentado al bebé (descarta toda leche que salga después del medicamento).

Ten en cuenta:

Los bebés prematuros o de bajo peso son más vulnerables a los restos de la medicina que quedan en la leche materna.

Algunas pastillas anticonceptivas pueden reducir tu producción de leche.

Siempre pregúntale al pediatra sobre los posibles efectos secundarios de los medicamentos de uso común (para resfriado, fiebre, etc.).