Los peores casos de la historia de ‘Super Nanny’

Todos hemos visto en alguna ocasión, las historias que nos narra un programa como ‘Super Nanny’. Se trata de una mujer experta en psicología infantil que ayuda a los padres. Porque muchos tienen problemas con sus hijos. Ya sea por rabietas o porque hay algún problema más que añadir en la conducta.

Toda ayuda es siempre poca cuando se trata de los niños. Los padres no hemos nacido aprendidos y por lo tanto, siempre es bueno que alguien experto esté a nuestro lado en esos peores casos. Que los hay, y así nos lo relata el programa. Casos que, en la mayor parte de las ocasiones salen bien.

La comida

super-nanny

Son muchos los casos en los que los padres se ven martirizados porque llega el momento de la comida. Hay niños que comen desde el primer día sin problemas y otros, que sí los dan. Es por ello que uno de los casos a los que la ‘Super Nanny’ tiene que verse las caras es a uno como éste. Parece que un padre como Juanma se ha visto en la obligación de tener que dejar su trabajo.

No había manera natural para que su hija pudiera comer. Las horas de las comidas se habían convertido en toda una batalla. El padre estaba desesperado porque cada día ocurría lo mismo. Así que, tenía que conseguir ayuda como fuera y llegó la Nanny. Ella le hizo entender al padre que cada orden en su hija hacía que la situación todavía se pusiera peor en lugar de ir mejorando. Les costó, pero al final, parece que todo volvió en sí.