Así definió la RAE el término feminazi en Twitter

Si es que sabemos que algunas publicaciones vía Twitter o demás redes sociales, no dejan indiferente a nadie. Sobre todo cuando vienen de instituciones que todo el mundo conoce o bien, de nombres muy famosos. Esta temporada se han juntado dos conceptos clave que han traído mucha cola como el término feminazi definido por la RAE.

Fue una publicación de dicha institución la que causó un revuelo bastante importante. Las críticas no se hicieron esperar y de ahí que hoy tengamos que hablar de dicha definición así como de la publicación que hemos visto. Para que cada uno de vosotros juzgue según lo que opináis.

La RAE define el término feminazi en Twitter

La RAE (Real Academia Española) es la que se encarga de la regularización lingüística, mediante ciertas normativas. De ahí que parece que en este caso, no todo el mundo esté de acuerdo con la acuñación de este término. Más que nada porque se ha dicho que es una manera despectiva de referirse al movimiento feminista.

No lo decimos nosotros, sino que en el tuit que se ha podido leer, extraído de su cuenta oficial, se podía ver lo siguiente. ‘Feminazi (acrónimo de feminista + nazi). A partir de aquí, fueron las críticas las grandes protagonistas. Porque se decía que la RAE parecía apoyar un término como insulto o ataque hacia el movimiento feminista. Pero no solo eso, sino que también muchos increpaban que era una manera de atacar a la mujer, en términos generales.

La contestación de la RAE

Como bien hemos dicho, la RAE puso dicha definición en tu Twitter. Pero como las críticas no cesaban, entonces se vieron obligados a contestar una vez más. Alegaban que no aparecía en el diccionario académico, porque se trataba de una respuesta ante una consulta previa. Por lo que intentaban dar la información que tenían en sus manos o la que estaba a su alcance. Para muchos, tampoco sirvió esta respuesta.

Porque no consideraban que fuera simplemente la contestación ante una consulta. Sino que muchos usuarios pensaban que realmente estaban tomando partido por uno de los términos de debate de la última época. Sin duda, la institución tuvo que seguir contestando a los mensajes. Intentaron hacer entender que realmente contestaban a las dudas que se planteaban, sin más intención que meterse en ningún tipo de debate. Parece que la polémica está servida y más, cuando se trata de un tema tan delicado como éste y la unión del mismo con las redes sociales.