¿Por qué los perros se persiguen la cola?

Quizás has visto como en ocasiones, tu mascota se persigue la cola. Seguro que hasta ha llegado ese momento en el que te ha hecho gracia y no es para menos. Suelen no parar mucho tiempo quietos de ahí, que nunca hayamos reparado cuando los perros quieren alcanzar su cola.

Pero lo cierto es que no siempre es sinónimo de algo bueno. En ocasiones, debemos estar pendientes porque puede indicarnos algún tipo de problema mayor. Pero no te alarmes, porque hoy conseguiremos explicarte todo lo que indica esta acción, que es de lo más frecuente en los perros. ¿Tu mascota lo hace habitualmente?.

Motivos de por qué los perros se persiguen la cola

Uno de los motivos frecuentes o la razón más habitual es porque están divirtiéndose. Lo típico es que el animal esté un tanto aburrido y quiere comenzar a pasarlo bien. Así que, entre todos los entretenimientos, éste es el que más le suele gustar. De ahí que comenzará a buscar la cola hasta intentar pillarla. Dará vueltas de un lado a otros y a los que estamos mirando, nos parecerá algo divertido también.

Otra de las razones es esta misma. Es decir, intentará captar la atención del amo. Sin duda, entre la diversión y que quiere llamar la atención, ya tendrá para un gran rato. Lo conseguirá, porque estarás conmigo en que siempre saben cómo sacarnos una sonrisa. Claro que la sonrisa, en ocasiones puede quedar en un segundo lugar. Más que nada porque esta acción no siempre trae consecuencias como las que hemos comentado.

El peligro de los perros que persiguen su cola

Hemos visto la parte buena de este movimiento. Ahora llega la que no lo es tanto. Porque si vemos que los perros realizan esta acción demasiado repetida, entonces tendremos un problema. Si lo hace de forma constante e incluso si llega a morder la cola, entonces debemos comenzar a preocuparnos. No siempre, pero puede ser un motivo para alarmarse. Esto es debido a algún tipo de parásito que pueda molestar a nuestra mascota.

Claro que en casos todavía peores, se dice que el perro en cuestión puede estar sufriendo un desorden canino. Algo similar al trastorno obsesivo y compulsivo. Cuando esto aparece en las mascotas, tienden a hacer unos movimientos o unas rutinas de lo más cotidianas. Puede ser para poder aliviar las tensiones, pero lo cierto es que en todo momento debemos estar atentos. Si vemos que el comportamiento se repite demasiado, y lo notamos más nervioso de lo habitual, entonces quizás no sea por diversión o aburrimiento como antes hemos comentado.