Salvación para muchos de nosotros: Parte del cerebro no madura hasta los 36 años

Las investigaciones que se han llevado a cabo nos han ayudado a conocer mucho mejor nuestro cuerpo, pero hay áreas como el cerebro que a día de hoy siguen siendo unas auténticas desconocidas incluso para la ciencia. De ahí que todavía haya descubrimientos que nos puedan llegar a sorprender, como uno de los últimos relacionados con la maduración del cerebro.

No cabe duda de que el cerebro es el órgano más complejo que hay en nuestro organismo y cada estudio que se lleva a cabo en relación con el mismo saca a la luz nuevos detalles sobre su funcionamiento.

maduracion del cerebro no termina hasta los 36

Uno de los últimos estudios que se han llevado a cabo en referencia a la maduración del cerebro nos ha permitido saber que las áreas del cerebro que se forman durante los primeros años de vida no se mantienen estáticas durante la edad adulta.

Un buen ejemplo de ello es el córtex visual primario. Una investigación publicada en la revista Journal of Neuroscience ha puesto de manifiesto que la parte de nuestro cerebro que procesa e interpreta la información visual está en continuo desarrollo hasta que alcanzamos los 36 años.

Kathryn Murphy, autora del estudio, ha manifestado que la idea que se tenía de que las áreas sensoriales del cerebro terminaban de evolucionar durante la infancia ha resultado totalmente falsa.

Esta vieja creencia ha tenido que ser rechazada después de analizar los resultados obtenidos en el estudio de 30 personas entre 20 y 80 años llevado a cabo en la Universidad de McMaster en Canadá.

Lo que hace el córtex visual primario es procesar la información que llega desde las retinas y mandarla después a otras 20 zonas especializadas. Un trabajo que parece sencillo pero en el que intervienen unos 280 millones de neuronas.

Existen unas proteínas que impulsan las acciones de las neuronas en la corteza visual en la parte posterior del cerebro. Pues bien, según el estudio, estas proteínas se encargan de moldear la acción de estas neuronas durante años, aproximadamente hasta que llegamos a los 36 años.

Pero el estudio no resuelve todas las dudas. La investigadora reconoce que todavía quedan muchas lagunas por entender con respecto al funcionamiento del cerebro.

No obstante, este descubrimiento puede abrir el camino a la llegada de nuevas vías terapéuticas para ciertas patologías de la visión como el ojo vago, al haberse desterrado la idea de que sólo los niños pueden responder bien a las terapias correctivas.

El estudio también es un primer paso para demostrar que el córtex visual primario es más importante de lo que se pensaba.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!