Perturbadores datos sobre tus alimentos más amados

Comer bien parece difícil en esta era la que hay sobredosis de información y es que si nos ponemos exquisitos y curiosos y analizamos todos los ingredientes que queramos, probablemente siempre encontraremos algo que nos invite a no consumir más ciertos alimentos. En algunos casos, no es más que un mal uso de la información, una exageración, llevar al extremo un dato o sentenciar con una teoría no comprobada.

En el caso de hoy hablamos de 7 alimentos que efectivamente son peores de lo que creéis para tu salud y te explicamos los motivos que hacen de ellos alimentos a evitar. Lógicamente, cada cual sabrá qué es lo mejor para su cuerpo humano, pero para que puedas tomar las decisiones con conocimiento de causa, unos pequeños datos informativos nunca vienen mal.

Leche condensada

1 leche condensada

Hay pocos alimentos tan adictivos como la leche condensada, está realmente deliciosa. Hay gente que cada día toma el llamado “café biberón” o “café bombón” que hace referencia a la mezcla de este con leche condensada con café, hay quien la toma con chocolate o como acompañamiento de un bollo, y también los hay que la comen directamente, a cucharada limpia del bote. La leche condensada gusta a todos, su dulzura característica hace que una vez empiezas a comer no puedas parar.

Pero ¿es la leche condensada sana? No, de ninguna manera. La leche condensada es una mezcla de leche evaporada con agua y con muchísima azúcar, que es lo que le da ese sabor extradulce. Además, se necesita muchísima leche (de la líquida) para que una vez se evapore quede una cantidad decente, entonces se le añade el azúcar y el agua y queda esa textura sabrosa que tanto gusta. 13 gr de leche condensada de postre de leche condensada equivalen a 2gr de pura grasa y aproximadamente entre 6 y 7 gr de azúcar.

Comentarios de facebook

Leave a Reply

¡Síguenos en Facebook!