Nueva moda española: Cómo son las duchas de obra

Las duchas de obra a ras de suelo son toda una tendencia ahora mismo en España. Se han convertido en los diseños favoritos de los españoles porque da un buen resultado y permite un diseño único en los cuartos de baño. Son, además, duchas muy estéticas que hacen que el baño, por pequeño que sea, parezca inmenso. Esto ocurre porque, al estar a ras del suelo, no hay un escalón que haga un corte visual. Todo está plano y se nota.

Estas duchas de obra a ras de suelo, además, son muy cómodas de usar. No tendrás que estar levantando la pierna para meterla en la bañera o en una placa de ducha con escalón. Al estar a ras de suelo podrás acceder cómodamente a ella. Eso sí, tienes que tener en cuenta algunos detalles antes de instalar esta moda española en decoración del hogar.

Lo primero es que tendrás que revestir la zona de la ducha con un material, el que quieras, eso sí, pero deberá ir forrada antes de la instalación de las duchas de obra. También es necesario instalar antes de su colocación un impermeabilizante y un sistema de desagüe que permita tragar todo el agua que caerá de la ducha. Existen piezas específicas para ello, por lo que te recomendamos contratar a un buen profesional para la colocación de las duchas de obra.

duchas de obra

Pero, ¿Cómo se están instalando las duchas de obra en España? Muchos están optando por la madera, especialmente aquellas personas que tienen una casa y no un piso. La madera es una gran aliada contra el agua ya que, si está tratada y es de buena calidad, será bastante resistente al agua. Resiste muy bien a la humedad, por lo que siempre será una buena opción.

El mármol, por otra parte, es otro de los materiales que más se usan para la colocación de duchas de obra, pero tiene un riesgo extra, que puede resbalar. Estéticamente es una de las mejores opciones, sí, pero funcionalmente no.

Por último, otro de los materiales que se están usando, y que es muy adecuado, es la piedra. Además de revestir a la perfección la zona y de ser visualmente bonito, también es bastante resistente y no provocará caídas o resbalones. La piedra, al igual que la madera, es bastante segura.

¿Te unes a la tendencia de las duchas de obra a ras de suelo o prefieres quedarte con lo que ya tienes?

Artículos relacionados